.

.

jueves, 6 de diciembre de 2018

Soundtrack hecho de cotidianidades

Cuando ingresé como académico en universidad, durante los primeros años, tuve una sencilla costumbre: llevar conmigo mi reproductor de Música, en modalidad aleatorio, escuchando melodías, creando una especie de soundtrack de Vida, de telón de fondo musical, que entretejiera las actividades y creara recuerdos.
Las primeras clases impartidas de Teoría de la Arquitectura, tuvieron incluso evaluaciones con un apartado acústico, donde las melodías reflejaban características o circunstancias de cierto periodo históricoarquitectónico.

Conforme mi labor y mi tiempo dentro de la institución educativa avanzó, las manifestaciones creativas fueron cada vez más, vetadas y prohibidas. Sólo se buscaba la consolidación de la parte técnica y/o constructiva. Las asignaturas históricas incluso perdieron valor y validez.

Lástima que la formación educativa se cierre a dogmas y técnicas didácticas específicas, en aras de lograr la `excelencia profesional´.

El día de hoy, he decidido recuperar para mí esta simple costumbre que dejé de practicar durante mucho tiempo, mientras yo aún laboraba, creyendo ilusamente que avanzaba en desarrollo en mi práctica académica, cuando en realidad moría paulatinamente.

La Música, al igual que otras manifestaciones de Arte, como la Literatura, Pintura o Escultura, son poderosas herramientas contextualesconceptuales para comprender épocas y manifestaciones propias de la Arquitectura.
El día de hoy, llevando de nueva cuenta mi reproductor de Música a cuestas, comparto canciones que tocan el espíritu, que empatan con las circunstancias cotidianas y nos arrancan una reflexión o lección del día.

Utilizando una sencilla aplicación de edición de fotografía, colgamos de repente en la cuenta Twitter una imagen en tiempo real tomada por nosotros mismos, y manufacturada en el momento, con la canción en turno, recuperando esos instantes repentinos, donde la sincronicidad del recuerdo naciente, define momentos clave de nuestra persona.

La Vida al igual que la Música posee posibilidades infinitas.

Escucho:
Pazzo! | Say it to me || Pet Shop Boys

jueves, 29 de noviembre de 2018

Mediodía|Medianoche

Dreamland fue el mayor éxito de Robert Miles, y el álbum por el cuál conocí su trabajo y su propuesta. Hoy, mientras leo un texto reflexivo, 23 am funge como ambiente propicio para la concentración en temas metafísicos.
Y es que, si bien Dreamland fue un proyecto orgánico y de corte natural y armonioso, 23 am es la contraparte que le complementa. Una colección de melodías que recogen sonidos y ambientes del Mundo, en una travesía conceptual de la Vida hasta la Muerte.
`23 am´ termina siendo la evolución obligada de Miles tras el éxito completo de su álbum debut. En sus propias declaraciones, explica que las grabaciones de este proyecto comenzaron durante los viajes del tour de `Dreamland´, centrándose en la compilación de ambientes encontrados a su paso por las ciudades.
Aquí no hallamos el Ritmo equilibrado y naturalmente cíclico de la idea inicial de Miles. 23 am refleja más el caos interactivo humano que nos caracteriza, esa ilusión de sentirnos separados del Todo en ambientes y trajes individuales que nos vuelven únicos, pero a la vez repletos de Tristeza y Melancolía por el abandono de la Integración con lo Uno que nos mantiene unidos en una entidad omnisciente.
Es hasta la lectura de un texto metafísico altamente reflexivo, que he sido capaz de identificar, o más bien, experimentar la verdadera naturaleza del trabajo y evolución de Robert Miles.

Hermosa compañía [y Reflexión] en este día frío, nublado, melancólico, y gris, sin duda.

Escucho:
Get on your boots | White as snow | Breathe || U2

martes, 27 de noviembre de 2018

Sendas arquitectónicas

La Arquitectura representa una suerte de Pasión, que llevaré anclada en lo más profundo del corazón y del espíritu. Las expresiones arquitectónicas prehispánicas fueron desde mi etapa como estudiante de Arquitectura, variables indiscutibles que despertaron curiosidad y mantuvieron la Inspiración viva, a lo largo del tránsito por el campo arquitectónico a través de los años.
La Arquitectura es importante no sólo por su lenguaje y codificación, sino también por ser la disciplina encargada del estudio del Espacio, que ha fungido como un pilar, una piedra angular que continúa enseñándome mucho al paso del tiempo, y a lo largo del tránsito por las nuevas experiencias, ajenas aparentemente al rubro arquitectónico.

Siempre consideré más al Espacio como una materia prima que debemos conocer y con quien trabajar en nuestras vidas personales, por ser un eslabón esencial para llegar a conocernos a nosotros mismos, y, por ende, a los demás, se sea arquitecto, o no.
Las meditaciones y otras herramientas de naturaleza meditativa, aprendidas, se basan en la experiencia espacial, que es susceptible de lectura y contenido altamente simbólico y subjetivo. Esto fue lo que el mundo prehispánico comprendió hace miles de años atrás, convirtiendo a la Arquitectura en un ambiente cotidiano espiritual que acompañó la vida de los seres humanos, de una manera más profunda que simplemente ser un escenario rural o urbano sobre el cual existir y que actualmente se limita casi exclusivamente al campo de la Historia o la simple Construcción.

Lo que aprendí de la Arquitectura definitivamente no fue todo, pero considero sí lo suficiente, para abrir consciencia y emprender el camino de la profundización del sentido de mi propia vida, con amplio conocimiento en todos los sentidos, incluyendo sobretodo la valiosísima plataforma metafísica planteada por las culturas del México antiguo, aunado al conocimiento sobre el Espacio, que ahora agradezco profundamente, y que uso de base para diseñar nuevas herramientas que me permitan desarrollar metas y proyectos, y que me han acompañado en sendos procesos de apertura al espíritu y Sanación.

Lo extraordinario fue comprender la versatilidad de la Arquitectura, y cómo, por nuestra necedad e ignorancia, la hemos confinado a simples cuatro paredes y un techo.
Irónicamente, cuando salí de ese encuadramiento, fue cuando mis colegas y su ambiente ortodoxo y clasicista, me sacaron de la plataforma arquitectónica.

La grata lección que aprendí del estudio de las culturas prehispánicas de México fue lo primordial que representa la comprensión del Espacio humano personal, para poder transitar escalas espaciales y arquitectónicas mayores, no como un fin, sino como un medio, un complicado proceso para consolidar nuestro bienestar espiritual integral.


Fotografía editada digitalmente, original compartida por Heriberto Nicolás (su autor), tomada de su sitio Instagram oficial: heryniccols.

Escucho:
Ode to my family | The Icicle Melts || The Cranberries

viernes, 23 de noviembre de 2018

Meeting in the aisle

No hay en esta Actualidad, alguien con quien reunirse. Todo el mundo se encuentra ocupado muriendo, viviendo su vida desde la rutina que carcome existencias.
Las reuniones se llevan a cabo en las pantallas de los dispositivos tecnológicos, en los pocos segundos que quedan libres, dentro del automóvil mientras se aguarda que el rojo se transforme en verde, en la fila de espera sobre `algo urgente´, en los comerciales entre infomerciales.
No hay tiempo para vernos en persona. La verdad es que me da miedo mirar cómo envejeces, y ser consciente de que me reflejo en tu figura y en tu semblante.

Y ahora que camino hacia la vereda interior, absolutamente nadie más me sigue.
Continuemos con las reuniones en los pasillos.
Pero no llegaré más a ellas. Te lo advierto. Es un hecho.

Escucho:
The right thing | James Supercave

jueves, 8 de noviembre de 2018

Fast-Track

Recuerdo haber leído y [grabado] textos, donde se hablaba de un caracol, que, paso a paso, lenta y pacientemente, lleva su casa, su hogar, a cuestas.
Era un proyecto de naturaleza humana como mucho de lo que hice en la actividad profesional y académica, que, ahora, a la distancia, miro con cierta Nostalgia y Agradecimiento, porque fueron esos pequeños proyectos [y momentos], los que me mantuvieron estable, equilibrado, con la mira puesta donde siempre debió estar.
Ser un caracol en estos tiempos es imposible. Todo corre y gira vertiginosamente, sin sentido y sin control. Llevar la casa a cuestas es caro, y pesado, y un pretexto para ser atacado, atropellado, o destruido.
Uno aprende a cargar absolutamente nada, salvo la esencia o espíritu, que nos brindará todo cuanto necesitemos.

Escucho:
Better strange | James Supercave

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Dibujando...

Hemos dejado el último álbum [importado] para el final. Es así como escuchamos a James Supercave, mientras dibujamos, creamos y escribimos.
Y es que el ambiente melancólico de final de año se deja sentir ya en estos días y horas en los Estudios, mientras pensamos en los planes, proyectos y demás ideas prontas a poner en marcha el año siguiente.
Dibujar por estos días ha sido una especie de terapia, de ejercicio para relajar los ánimos y combatir la ansiedad, y la depresión. Ha sido un año de lecturas, de continuas luchas por mantener el equilibrio emocional y mantenernos activos, soñando, con la mente en modalidad ensoñación, y las manos ocupadas, materializando.

Ha sido un año de intensa preparación en diversos grados y niveles. De arduo aprendizaje, y de horarios ocupados.
Ha sido un año de Música, de igual manera, de escuchar nuevas propuestas, pero, sobre todo, de volver a las antiguas, de recuperar lo perdido o simplemente olvidado. De sorpresas, de reencuentros y de Melancolía.

Pero, lo más importando no lo olvidemos de recuperar la Salud.

Lo más importante es que jamás dejé de escribir, y los diversos diarios poseen apuntes, reseñas, crónicas de todo lo vivido a lo largo del viaje.

Las bitácoras se mantienen vivas.

Eso es lo que importa, al final del día.

Escucho:
With you | James Supercave

domingo, 4 de noviembre de 2018

Espacio, Reconstrucción, y Luz

Reconstruirse es una labor ardua, casi titánica.
Lo que aprendí de la Arquitectura, fue trabajar con los materiales y los procesos que se tengan a la mano.
No hablo de la Tecnología ni las innovaciones en cuestión de Construcción.
Hablo del manejo de la Luz, de las texturas, de la disposición de los elementos, del suave manejo del Espacio, de la colocación de cada pieza en su correcto momento, sitio, lugar…

En los recientes días de exilio, no ceso de leer y escuchar en relación a lo costoso, poco práctico, casi irrespetuoso y falto de Ética de los espacios arquitectónicos contemporáneos. Millones de divisas en gastos de mantenimiento y funcionamiento. Deterioro por condiciones climáticas no consideradas. Irresponsabilidad y falta de Respeto por la empatía y/o conservación de ambientes y contextos naturales. Intereses políticos y particulares…

La Arquitectura me enseñó tanto, me hizo ser quien soy ahora. Aún no me es posible ni siquiera buscarla para la simple contemplación estética. Me reservo aún el derecho. Así de responsable y respetuoso me siento para con ella.
Hay tanto en lo que requiero trabajar. Tanto qué poner en orden.
Aún

Escucho:
If you can't find love | Don't make me wait (Dave Aude Rhythmic Radio Remix) || Sting & Shaggy

viernes, 2 de noviembre de 2018

El verdadero camino a casa

Hoy por la mañana, muy temprano, mi perro y yo salimos a caminar por las inmediaciones del cerro circunvecino, cuando fuimos atacados en la misma ruta por un perro San Bernardo, quien iba acompañado de otros cuatro perros, y sus dos dueños. Al parecer, las dos personas salieron más temprano de lo habitual, aprovechando el día de asueto.
La fecha, al parecer especial para muchos, fue un grato pretexto para pasar tiempo con sus respectivas familias. La familia vecina por ejemplo, salió a la cancha de basquetbol del parque de la colonia, a jugar entre sus tres generaciones: padres, hijos y nietos.
Y es que estas fechas siempre han guardado una fuerte carga cultural, pero más allá de ello, tienen la magia de mantener a las familias unidas, con pretexto de la Tradición, convirtiendo estas horas en la oportunidad de convivir, de pasar tiempo con aquellos que más amamos en Vida.

En la experiencia dentro del medio académico, me percaté que se trata de la fecha donde los estudiantes viajaban sin demoras ni reparos a sus lugares de origen, para estar con sus respectivas familias. Quizá demasiado jóvenes para entender la profundidad del poder de la costumbre y el arraigo familiar, pero sí dispuestos a aprovechar la oportunidad de estar con sus seres queridos, aunque sólo fuese para celebrar horas irrepetibles en otra época del año.

El Color, la Luz, la Armonía y la Tristeza disfrazada de Alegría, como piezas clave de estas horas, celebradas desde la profundidad antiquísima de los tiempos prehispánicos, han permanecido aún hasta el día de hoy.
No me resta más que rescatar la Nostalgia, el anhelo hermoso del regreso a casa.
¿Y qué no es ésta la idea que sustenta la Celebración?
Todos los días salimos de casa, estudiamos, trabajamos, pasamos horas, días, a veces semanas fuera del hogar, lejos de nuestras familias, en una cotidianidad que absorbe de nosotros nuestra esencia, nuestra energía, nuestra Vida, lenta y dolorosamente.

Vivimos sin ser conscientes de fechas como éstas, donde lo único que desea nuestro corazón, el grito más fuerte que de éste emana, es el deseo del regreso a nuestro hogar.
`Hay quienes desean Éxito, Poder y Riqueza, y hemos quienes sólo anhelamos regresar a casa´.

Mientras caminaba temprano, observando el cielo en hermoso amanecer, en pleno ambiente urbano, me topé con una casa, de fachada actual y materiales contemporáneos, en cuyo acceso aparecía una puerta metálica de herrería color negro, antecedida por un camino de hojas de flores de cempasúchil, lo que irremediablemente me hizo rememorar tradiciones como el Xantolo, que he conocido en lugares propios de la Sierra hidalguense.
Un extraño sentimiento me hizo detenerme de repente, observando con atención, con cierta nostalgia aquella escena, en un primer cuadro arquitectónico y urbano, completamente fuera de lugar.
Entonces lo comprendí.
Lo que despierta celebraciones como éstas, es precisamente el anhelo de nuestro espíritu de regresar al hogar verdadero. Nuestra vida es una metáfora de dicho anhelo. Todos los días respiramos el mismo aire de tristeza, de pronta resignación, de acostumbrarnos a experimentar esta circunstancia terrenal, aguardando pacientemente, deseando, rememorando el regreso a casa, a un sitio donde podemos estar con aquellos a quienes amamos, en un ambiente de Serenidad y lenguaje, propio del espíritu.

Cada color, cada aroma, cada bocado en compañía de quienes aún permanecen con nosotros, pero con la plena seguridad de compartir una fracción de existencia con quienes se han marchado, es una bendición, es un momento valioso y atesorado, donde podemos convivir de manera libre, abierta y repleta de Alegría. Un par de días dedicados a los muertos, a quienes se nos han adelantado, sin percatarnos que quizá inconscientemente sólo deseamos recordar la Belleza del viaje a nuestra verdadera casa.

Por instantes nos convertimos en estos días de convivencia familar, junto al hogar al que hemos regresado cual hijos pródigos, en un Todo mucho más grande que nuestra individualidad, olvidando nuestra existencia egocentrista, para reflexionar y alimentar aunque sólo sea por unas horas el anhelo de nuestro espíritu de regresar a lo más cercano que tenemos por hogar.

Al final, son quienes se han ido, quienes han fallecido, quienes comparten con nosotros la hermosa lección de la Tranquilidad y la Paz del grato regreso al verdadero hogar, donde el Tiempo parece no existir, y el Espacio es un cúmulo infinito de posibilidades, donde aprendemos a ser uno con todo lo que nos rodea, a ser uno con nosotros mismos incluso.

Escucho:
Jenny Wren | Follow me || Paul McCartney
Magic City | Fire flies || Gorillaz

sábado, 20 de octubre de 2018

Todo inicia en un boceto...

Después de tiempo, nos damos la oportunidad de aplicar de nueva cuenta el Diseño en el ámbito visual, para un proyecto experimental fuera de lo común como los proyectos e ideas que solemos desarrollar.
Como siempre, todo ha empezado con simples bocetos. Hemos aceptado, porque parte del espíritu del proyecto involucra conceptos de desarrollo espiritual y humano, y podemos incluir elementos que trabajamos en el rubro de la terapia de Sanación.
Tras las primeras horas trabajando, hemos obtenido visuales coloridas e interesantes, cuyo desarrollo compartiremos en algún momento del proceso.

Nos hallamos emocionados, concentrados en esta labor, que esperamos se materialice. Por lo pronto, echamos manos de todas y cada una de las herramientas análogas y digitales, en una integración de trazos e ideas que nos han mantenido activos y despiertos, creativamente hablando.

Imagen utilizada como fondo de ilustración, editada digitalmente, original tomada de la liga:

Escucho:
Rosie | John Mayer

Lenguaje visual y Psicología

Nos mantenemos activos en el rubro del Diseño y la expresión artística visual.
Gracias a nuestra amiga de la juventud, la psicóloga Natalia Lizeth Lemus E., por la oportunidad de traducir su perspectiva profesional y visual del logo representativo de su Consultorio personal. Excelente profesionista, amiga y ser humano, es para mí un verdadero privilegio representar de manera visual, las ideas y la esencia que integra su quehacer profesional. Sobra decir que de no haber sido arquitecto, una de las opciones inmediatas era la carrera de Psicología, así que me siento bendecido de poder formar parte de tu proyecto, y mirar cómo desarrollas la práctica de desarrollo humano.
Aclaro que en este caso, sólo me ha tocado llevar la idea concebida y materializada, a la paleta y al escritorio digitales, con la respectiva adaptación de lo análogo a lo digital. Aún así, ha sido una experiencia gratificante llevar a cabo la petición y la encomienda.
¡Muchas gracias por la confianza y Éxito en este camino que has comenzado!

Click en imagen para agrandar

Imágenes utilizadas como fondo de ilustraciones respectivas, editadas digitalmente, originales tomadas de la ligas:

Escucho:
Helpless | John Mayer